ALTURA DEL CENTRO DE GRAVEDAD DEL ATLETA RESPECTO A LA SUPERFICIE DE APOYO.

José Francisco Velásquez Vargas. Material de la tésis.
12/09/2011

 

Las piernas son los dos apéndices fundamentales de la locomoción humana. Se bifurcan a partir de un sistema centralizado en la porción media del cuerpo.

Ésta zona media da orígen y control al complejo evolutivo anatómico de las extremidades inferiores, mediante tres ejes y tres grados de libertad de movimiento apoyados mecánicamente en dos cavidades glenoideas, ubicadas en la articulación coxofemoralen en forma de enartrosis. (Kapandji, 2010).

El movimiento evolutivo de las piernas describe radios que transmiten la producción de impulsos parciales eslabonados, cuyo objetivo principal es el alcance de distancia durante la acción de paso, trote o carrera.

En el sprint, una mayor longitud de las piernas descritas desde la altura del centro de gravedad, y en proporción armónica con el sistema total del cuerpo, proporciona mayor eficacia mecánica en el paso de carrera a través de la acción biomecánica de los radios durante el desplazamiento a máxima velocidad, cuando se repliegan y despliegan.

Existe una estrecha relación física entre la longitud del paso de carrera y la frecuencia del paso de carrera descrita por primera vez por James Hay a finales de la década de los 60’s.

Es decir, mientras mayor sea la longitud del paso de carrera y mayor sea su frecuencia, mayor eficacia biomecánica tendrá. No se conoce hasta ahora otra relación paradigmática que la supere.

El mejor ejemplo de éste paradigma es Usain Bolt. Su estatura 1,96; y la ubicación de su centro de gravedad respecto a la superficie de casi 1,21 cms de alto, y una altísima frecuencia de pasos, aunado a su genética de velocista, otorga una aceleración y velocidad humana sin precedentes.

Los 9”58 s de su récord mundial significa que cubrió los 100 m a un promedio de longitud de pasos de 2,43 m en cada zancada, y una frecuencia de 4,29 pasos por segundo.

Existe otro factor determinante vinculado a éste de manera directa.

Se trata de la fuerza que aplique el sprinter, y el tiempo de contacto con que el sprinter se empuje contra la superficie de la pista. Éste factor se describe más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aldo Bello .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Aldo Bello.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.